sábado, 7 de abril de 2012

SE FUE DE BOCA EL OBISPO

El Obispo de Almería en la homilía del viernes santo acaba de irse contra los homosexuales al tacharlos de "tendencia a la prostitución y a la pederastia". También en contra de las mujeres abortistas, casi calificándolas de asesinas. Me parece un exabrupto homofóbico y misógeno lo expresado por este sacerdote, dado que los que deben cuidarse son ellos mismos de las conductas de muchos curas que han cometido pederastia y pedofilia por el celibato, que se creó para que los familiares no heredasen las fortunas de la Iglesia Católica. Hay pruebas contundentes y Pepe Rodríguez en La Vida sexual del clero lo ha denunciado. También los pronunciamientos de Europa Laica van en el mismo sentido. Respecto a las mujeres, sometidas por la Iglesia a tareas menores, debe respetársele en sus derechos sexuales y reproductivos. Ella es la única duela de su cuerpo. ¿Por qué cuándo gobernaban los socialistas se cuidaban más en sus expresiones y con la derecha del PP se van de boca? Por algo será...

2 comentarios:

  1. Deberían quedarse callados...
    "Que tire la primera piedra..."!
    El cura predica pero no aplica

    ResponderEliminar