viernes, 4 de julio de 2014

URIBITO A LA CARCEL

Mucho le ha dolido a Uribe la condena de su mayor prohijado, el exministro de agricultura de su gobierno Andrés Felipe Arias, alias Uribito. En efecto, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ha encontrado evidencias irrefutables para condenar a una larga pena a este personaje que le entregó a familias ricas dineros del Estado que debían haberse girado para campesinos pobres. Seguramente Uribe pensará que Uribito siga la suerte de María del Chuzar Hurtado y de Luiscar Restrepo, hoy en fuga.  El latrocinio cometido no tiene perdón: mientras los campesinos sufrían por pequeñas sumas para salir de la grave crisis agrícola que soporta el país, la cabeza del Ministerio de agricultura feriaba esos recursos entre sus amigotes de la oligarquía. Llegó a decir respecto al predio Carimagua que no se le debía entregar a campesinos víctimas del conflicto, sino a grandes empresarios, porque los primeros no sabían hacer agroindustria. El dolo quedó comprobado, pese a que el Senador Uribe trate de desmentirlo. La presidenta de la Corte sustentó muy bien la decisión y ella se defiende sola. Uribe la descalificó porque había criticado su gobierno. La diferencia entre los cristianos y los uribistas: los cristianos creen en lo que no ven; los uribistas lo ven y no lo creen! Por ello Churriaga sacó 7 millones de sufragios, nunca mejor dicho: de sufragios! La indagación preliminar por el escándalo del hacker ya lo tiene a las puertas de la cárcel. ¿Qué tal si hubiera ganado?

jueves, 3 de julio de 2014

FÚTBOL: ¿HIPNOSIS O ALIENACIÓN FACILISTA?

Me parece curioso que millones de personas en el mundo estén hipnotizadas (o "alienadas" según parezca) por este fenómeno mediático de masas que es el fútbol en su campeonato mundial de Brasil (¿Nueva religión?). Las oficinas privadas o públicas no atienden a la hora de los partidos, hay horas y días cívicos, se paraliza la producción, se cometen en Colombia todo tipo de desmanes en contra de la gente que no quiere recibir harina, espuma o agua en su humanidad, por el triunfo se la selección. Los comentaristas de la televisión o radio son sumamente mediocres, pues dicen obviedades y fungen de grandes sacerdotes (luego se lanzarán a la política, como uno que sacó medio millón de votos a la alcaldía). Se despolitiza la sociedad. Por las redes, personas simples que nunca se pronuncian, sólo hablan de fútbol, como los santos sanctorum. En realidad, es muy fácil hablar de ese deporte, por lo cual cualquiera puede hacerlo. Pero poco se ven las expresiones críticas contra la FIFA (con la excepción de Pepe Mujica, por dolor propio) y de la opacidad de sus finanzas. Eso debería llamarnos al debate, así como las multimillonarias inversiones en estadios que sólo se usarán para estos partidos y luego quedarán como moles de concreto para el olvido (como en Manaos, que ni siquiera tiene equipo). ¿No sería mejor invertir en educación y salud, antes que en esto? ¿O en salvar el Amazonas de la depredación medioambiental, que lanza mercurio a los ríos y perjudica el ecosistema? No quiero que me juzguen como antipatriota, pues también me alegra que la selección avance en su itinerario deportivo (allí sigo a Mario Benedetti), pero me preocupa la desinformación y elementalidad con que se manejan estos certámenes. Cualquiera puede hablar de fútbol. De filosofía, muy pocos.

SE HIZO JUSTICIA EN ALTAS CORTES

La nulidad proferida por el Consejo de Estado contra la elección del Magistrado Francisco Ricaurte en el Consejo de la Judicatura, así como la de Alberto Rojas en la Corte Constitucional (y la que vendrá de Carlos Munar), son inevitables hechos de que sí es posible ejercer la veeduría ciudadana con efectos positivos sobre la moralidad pública. Debo felicitar a los doctores Rodrigo Uprymni y Pablo Bustos (de la red de Veedurías Ciudadanas) por tan importantes demandas, donde se demuestra que ejerciendo la jurisdicción sí se puede demoler la corrupción.  No está bien, en el caso de Ricaurte y Munar, que luego de que él eligiera a los magistrados, fueran ellos mismos los que lo reeligieran en otra Alta Corte, rompiendo mínimos éticos (puerta giratoria). Así mismo, tampoco resulta prudente que una persona acusada de haberse quedado con la plata de una viuda ostente semejante cargo, así haya sido por un tecnicismo jurídico que se tumbó. El tema sigue vigente, ahora más que nunca con la elección de Edgardo Maya para Contralor, pues dos magistrados de la Corte se retiraron y ello enturbia su nominación. Seguramente los dos paladines de la justicia en su condición de veedores estarán haciendo las respectivas demandas. Hay que hacer una reforma constitucional para acabar con esto y que las Cortes se dediquen a lo que saben: impartir justicia, no hacer elecciones de funcionarios.

domingo, 22 de junio de 2014

MURIO GUILLERMO ASPRILLA: excelso librepensador

Después de soportar una penda enfermedad y una sanción del procurador, ha fallecido Guillermo Asprilla Coronado. "Chucho", como le llamábamos sus amigos, dejo este mundo, cansado de tanta injusticia. Guillo será recordado por siempre por ser quien era: un hombre del pueblo comprometido con la luchas sociales en pos de un mundo justo. En su vigorosa juventud se enfrentó al autoritarismo del régimen de Turbay y del Frente Nacional, militando en el Movimiento Nacionalista M-19, por lo cual fue juzgado por sus propios captores: tribunal superior de guerra. Estudió Derecho en la Universidad Nacional, bajo la orientación de docentes de la calidad de Jaime Pardo leal, Eduardo Umaña Luna y Alberto Alava Montenegro, entre otros, donde dio fe de su brillantez. Al producirse el acuerdo político y la amnistía, Guillermo es asesor de la Asamblea Nacional Constituyente y miembro destacado de la Comisión Legislativa, donde deja profunda huella institucional. Profesor de ideas políticas, sus clases eran una delicia, y sus conferencias igualmente. La última a la que lo invité en la UPTC fue sobre John Rawls, matizada de forma muy rica con aportes propios. Su trabajo como hombre libre y de buenas costumbres, le constituyó como librepensador de primera línea, al lado de Jorge Valencia Jaramillo y otros fraternales seres. Impulsó como jurista la defensa d ellas comunidades marginadas, como la de Usme que fue víctima del relleno Doña Juana, frente al cual interpuso acción popular que ganó , pero que le generó la animadversión del Ministerio Público. Llegó al poder de la alcaldía de la mano de su entrañable amigo Gustavo Petro, donde estuvo en la UASP (Unidad de servicios públicos, la que después fue punto de señalamiento por cambiar el modelo de oligopolio y pasarlo a 15 mil recicladores). Intransigente con la corrupción, fue integérrimo e impoluto. Accediendo a la Secretaría de Gobierno impulsó una gran tarea en defensa de la democracia en Bogotá, que le mereció grandes réditos, cristalizados en la elección a la Cámara de su hijo Inti Asprilla. La sanción del procurador lo afectó hondamente, y murió sin conocer el resultado de su demanda en el Contencioso, que seguramente iba a ganar sobre la injusticia. Sus amigos consideramos que se fue un gran hombre del pueblo, que demostró con su coraje que sí se podía gobernar honestamente, viniendo desde sectores populares. Para las nuevas generaciones, Guillermo Asprilla es un ejemplo valeroso a seguir. Para todos, el gran jurista e intelectual que se desempeñó con lujo de detalles cuanto tuvo el poder y siempre estuvo con los marginados en su defensa, costara lo que costara, incluso jugándose su vida, como finalmente ocurrió. Paz en su tumba.

lunes, 16 de junio de 2014

LA PAZ GANÓ CONTRA LA GUERRA EN COLOMBIA

El triunfo de Santos en la segunda vuelta frente al candidato de Uribe, demuestra que el pueblo votó mayoritariamente por la paz, que se erigió en mandato. Santos remontó los resultados desfavorables de la primera vuelta logrando convencer a importantes sectores de la izquierda y el centro izquierda para que lo apoyaran, y así logró ganar. El apoyo de los intelectuales y columnistas fue decisivo. Corrigió errores de la primera vuelta y debe reconocerse que la Costa Atlántica subió ostensiblemente la votación por sus propuestas (en especial Atlántico), así como Bogotá, Nariño y Cauca, que fueron determinantes a la hora del escrutinio. La preocupación subsiste en los altos niveles de abstención, pues alcanzó el 52%. Perdieron los que llamaron al voto en blanco, como el MOIR, que no superó las escasas cifras de la primera vuelta. Los mensajes agresivos de Zuluaga (como la señora que lanza naranjas) -que alcanzó a irrespetar al primer mandatario-, así como las hackeadas ilegales (actitudes criminales) y el mensaje de la señora Mercedes ("voto por Juanpa y no por Zurriaga"), así como la laringitis de los últimos 4 días del candidato de la ultraderecha, inclinaron la balanza, mas por el mensaje de paz y el miedo a volver al uribismo oscuro, que por el propio candidato-presidente, que por su falta de carisma era muy difícil de "vender", así como por los errores cometidos (como en el Paro Agrario, cuyas dignidades se fueron con el uribismo al final, en craso error). Colombia queda con un país geográficamente dividido en sus expresiones electorales y le corresponderá a los actores en conflicto (Gobierno, FARC y ELN) firmar el cese al fuego definitivo para iniciar la construcción en el postconflicto de un nuevo país, mucho mas incluyente que el que tenemos hoy día.  Pesaron mucho promesas como la eliminación del servicio militar obligatorio, eliminación del recorte de horas extras, mayor inversión en educación, etc. Perdieron los militares uribistas, Obdulio, Londoño Hoyos, Plinio Apuleyo, Facho Santos y toda la caverna. El mensaje de Zuluaga reconociendo gallardamente la derrota se contradice con el de su mentor Uribe que no lo hizo y se limitó a decir que hubo fraude.  Fue grande el susto para la democracia republicana en la primera vuelta, pero la recomposición de fuerzas y -repito- el apoyo de la izquierda democrática permitieron que Santos fuera reelegido. Vargas Lleras no puso nada nuevo. Ha dicho el Polo que se margina de cualquier participación burocrática. Está en su derecho. Sin embargo, deberá pensar en las elecciones locales y regionales del próximo año, donde ya hay una firma aspirante a la Alcaldía de Bogotá: Clara López. Amanecerá y veremos.

jueves, 12 de junio de 2014

Proceso con ELN

Se abre la posibilidad de una nueva mesa de diálogo con el Ejército Nacional de Liberación ELN, la segunda guerrilla de Colombia con 1.500 hombres alzados en armas y 50 años de confrontación. En vísperas electorales, el que el Gobierno haya expresado tal anuncio con los voceros de la insurgencia, permite vislumbrar un futuro con grandes expectativas. Ya el diálogo con las FARC ha avanzado satisfactoriamente en tres puntos y no se esperaría menos de esta nueva mesa. Si se firma el acuerdo y el mismo es refrendado popularmente, nuestro crecimiento anual sería de cerca de 9 puntos y se duplicaría el ingreso per cápita. El ELN tiene origen castrista y está muy influido por la doctrina del Che Guevara y Camilo Torres. Hoy las partes contendientes encuentran que la mejor salida es una negociación política. Dicho escenario apenas comienza y sólo se puede alcanzar si se reelige a Santos, dado que Uribe y su títere no lo aceptan y prefieren prolongar este conflicto indefinidamente. Votaremos por La Paz este domingo.

domingo, 8 de junio de 2014

MILITARES EN POLITICA

Se ha denunciado la participación directa de algunos militares y policías en la contienda electoral presidencial. Si hay algo sacrosanto en la Constitución Política colombiana es el principio de no deliberación de la fuerza pública, dados los graves antecedentes en la materia, donde existió policía política (caso los chulavitas) y miembros el Ejército que generaban ruido de sables (con Samper ocurrió). Vargas Lleras es de la reserva del Ejército y lo ha denunciado. El Ministro Pinzón ha tomado cartas en el asunto, aún muy tibias, para depurar a los desviados (que pertenecen al uribismo). La adhesión al Zuluaguismo de los militares en retiro, la adscripción de familiares de militares a la causa uribista, son señales inequívocas de que las denuncias son serias y ciertas. No podemos tolerar una fuerza pública deliberan. De lo contrario, la apersonas incursas en esas faltas antes de hacerlo deben renunciar. Más grave ha sido las revelaciones d ellos tres háckeres que espiaban la Mesa de La Habana, pues han dicho que intercambiaban información con militares y que habían ventas de información. Eso es un delito, por lo cual las personas incursas deberían estar presas. La gravedad del delito es porque desestabiliza además un proceso -el de paz- que la mayoría del pueblo quiere y que se convirtió en política de Estado. Hasta Belisario Betancur el expresidente conservador adhirió a Santos, en contravía de su propio partido. Las Fuerza Pública requiere una reingeniería.